Herramientas para promover tu bienestar integral

PhotoEl bienestar integral es una de esas metas a las que todos debemos aspirar. Una y otra vez, todos hemos hecho intentos sinceros por sentirnos mejor física y emocionalmente. ¿Cómo lo logramos?

Cada día supone un reto y tenemos tanta información a nuestra disposición que encontrar esa práctica o prácticas que nos llenen y nos hagan sentir plenos y en control, puede convertirse en un desafío o en una experiencia satisfactoria e interesante.
Cuando entre las tendencias que se perfilaban para este año 2017 se comenzó a mencionar el woo-woo wellness, llamaba la atención ver de qué se trataba. El término en sí inspiraba un poco de misterio y misticismo, o sugería una relación con la llamada Nueva Era, un movimiento que surgió en la década de 1970 y que se caracterizaba por sus acercamientos alternativos a las tendencias tradicionales a través de la espiritualidad y lo holístico, entre otros elementos.
Algo había de eso, pero la tendencia del momento, que bien podríamos llamar bienestar místico, se refiere a mucho más.
Según al medio Well+Good, ganador de un Premio Webby otorgado por la Academia de Artes y Ciencias Digitales, esta tendencia se refiere al uso de técnicas como la cristaloterapia, el “cupping” (terapia con ventosas), el yoga, la meditación consciente y hasta el reiki, entre otras, para promover la sanación interior y emocional que tan seriamente se ven afectadas con el estrés y la ansiedad.
Más que “magia”
Aunque muchos han tildado el término woo woo wellness como peyorativo, la realidad es que más bien hace referencia a prácticas no convencionales y que no forman parte de la medicina occidental tradicional. Así, por los pasados años, hemos visto cómo han proliferado los adeptos a la medicina tradicional china, el Ayurveda, el balanceo de chacras, el herbalismo, los diferentes tipos de yoga y tantas otras para mejorar la calidad de vida, en conjunto con la medicina convencional.
Si escuchas mantras para serenarte o disfrutas de una sesión de yoga o de Pilates, ¡ya estás en la onda del bienestar místico!
Lo que dice la ciencia
Si bien el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral (NCCIH, por sus siglas en inglés), adscrito a los Institutos Nacionales de la Salud, no define este tipo de tendencia, sí explica que “más del 30% de los adultos y 12% de los niños en Estados Unidos utilizan métodos de atención de la salud desarrollados fuera de la medicina occidental tradicional o convencional”.
Establece el NCCIH que las prácticas “complementarias” son aquellas que se usan junto con la medicina convencional y las “alternativas”, y son menos comunes, se usan en reemplazo de la medicina convencional. Cuando, de manera coordinada y responsable se unen algunos de los métodos tradicionales con los complementarios, se promueve la atención integral de la salud, establece el NCCIH.
Hoy día, se continúan investigando los beneficios de los métodos de salud integrales y los resultados que se están viendo son muy positivos tanto para la salud física como para la emocional. 
Photo
10 enfoques complementarios para la salud
El Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral (NCCIH, por sus siglas en inglés) enumera los diez enfoques más practicados por los adultos:
1. Uso de suplementos dietéticos que no son vitaminas ni minerales
2. Respiración profunda
3. Yoga, tai chi, qi gomg
4. Manipulación quiropráctica u osteopática
5. Meditación
6. Masaje
7. Dietas especiales
8. Homeopatía
9. Relajación progresiva
10. Ensoñación dirigida
Antes de contratar los servicios de un profesional de terapias complementarias:
1. Habla primero con tu médico. Muchas veces, los profesionales de salud de la corriente convencional conocen el trabajo de terapeutas y profesionales no tradicionales y pueden incluir estas terapias en tu plan de tratamiento.
2. Averigua todo lo que puedas de la persona que ofrece la terapia: capacitación, certificaciones, licencias y otros datos que arrojen luz sobre sus credenciales profesionales.
3. Pregúntale al profesional si está dispuesto a trabajar en conjunto con tu equipo de profesionales de la salud.
4. explícale al profesional todos tus problemas de salud y qué capacitación tiene para trabajar con personas con problemas similares.
5. Recuerda que la mayoría de estos servicios no están cubiertos por los planes médicos. Saca un presupuesto para que no interrumpas el plan de trabajo.
Fuente: Centro Nacional de Salud Complementaria e Integral/ Lucía A. Lozada Laracuente/ lucia.lozada@gfrmedia.com

No hay comentarios: