Partes del cuerpo producto de la evolución y que ahora no sirven para nada

El año de 1859 es muy importante en la historia de la ciencia, pues fue cuando se publicó El Origen de las Especies, de Charles Darwin, en el que se planteó que todos los seres son productos de la evolución y a la selección natural y adaptación del medio, y que no son seres inmutables como se afirmaba anteriormente.



La evolución explica que las especies cambian con el tiempo porque solo las más adaptadas logran reproducirse y dejar descendencia; pero eso no significa que las modificaciones sean voluntarias, se dan por pequeñas mutaciones genéticas y por selección natural. En nuestro cuerpo aún quedan vestigios de la evolución, es por eso que tenemos algunas partes completamente inútiles para nuestra época, pero que tuvieron una función importante en el pasado.


1. El apéndice: su función era digerir la celulosa cuando los humanos se alimentaban de proteínas vegetales; actualmente solo sirve para dar apendicitis.

2. Coxis: es un hueso ubicado en la punta inferior de la columna vertebral y es un vestigio de la cola en los homínidos; de hecho los embriones humanos tienen cola hasta las ocho semanas de desarrollo. Esta extremidad se utilizaba para desplazarse por los árboles.

3. El dedo pequeño del pie: no sirve de nada, no lo necesitamos para mantener el equilibrio, se podría decir que el único dedo indispensable es el gordo. Tenemos estos apéndices como vestigio de cuando los homínidos los utilizaban para agarrarse de las ramas.

4. El músculo plantar:
 es un músculo que nuestros antepasados utilizaban para recoger objetos con los pies. Actualmente es inútil, de hecho el 9 por ciento de la población no lo posee.

5. Músculo subclavio: es un músculo pequeño que une la primera costilla con la clavícula, este es inútil para los seres que caminamos en dos patas; para nuestros ancestros era de gran utilidad, ya que le ofrecía estabilidad al andar en cuatro patas.

6. Pezones en los hombres: durante las primeras semanas de desarrollo embrionario, el cigoto es una clase de anteproyecto femenino, y para los que son varones, su genética cambia hasta que pasan 60 días de la fecundación. La evolución no los eliminó porque no representan un problema para la supervivencia ni para la reproducción.

7. Prepucio: anteriormente su función era facilitar la penetración rápida y protegía el pene de hierbas que podían rozar al hombre cuando caminaba desnudo; ahora solo provoca infecciones. Fuente: https://www.recreoviral.com

No hay comentarios: