¡Evita el deterioro cognitivo!

PhotoA todos se nos ha olvidado algo en algún momento de nuestras vidas: algún nombre, dónde pusimos las llaves o cómo se llama aquel vecino de la infancia con el que tanto nos gustaba jugar.
Y, aunque algunos olvidos pueden ser consecuencia del estrés del diario vivir o al enlentecimiento asociado al envejecimiento, en ocasiones, es necesario estar atentos a cuándo se pueden convertir en un problema más serio, que denote el deterioro de la capacidad cognitiva y la pérdida de memoria. ¿Se puede evitar esto?
¿Qué es el deterioro cognitivo?
“El deterioro cognitivo leve es un estadio intermedio entre el deterioro cognitivo normal por envejecimiento y el deterioro más grave de la demencia”, explica la doctora Briseida Feliciano, neuróloga y neurofisióloga clínica, quien añade que “puede implicar problemas con la memoria, el lenguaje, el pensamiento y el juicio que son más graves que los cambios normales relacionados con el envejecimiento”.
Por su parte, la doctora Vanessa Sepúlveda, especialista en medicina interna y geriatría, menciona que la capacidad cognitiva se refiere a todo lo que está relacionado con el proceso de información, atención y percepción.
“Necesariamente, no se refiere solo a la memoria, sino también a la facultad de resolver los problemas, a la comprensión, al proceso de establecer analogías, tomar decisiones y otros”, señaló la también catedrática del Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico, quien explica que, cuando se hace un cernimiento, se evalúan diferentes aspectos como la capacidad de aprender y recordar, las áreas visoespaciales y de orientación, y cómo la persona sigue comandos, lo cual, en conjunto con otras pruebas más específicas, puede dar una idea de la gravedad y la naturaleza de la pérdida cognitiva.
“Si tienes un deterioro cognitivo leve, tu memoria o tus funciones mentales se han afectado un poco, por lo que tu familia y amigos cercanos también pueden haber notado un cambio, aunque, generalmente, estos cambios no son lo suficientemente graves como para interferir demasiado en tu vida diaria y tus actividades normales”, dice la doctora Feliciano. Además, enfatiza que esto puede aumentar tu riesgo de desarrollar demencia causada por la enfermedad de Alzheimer u otras afecciones neurológicas.
En este aspecto, la doctora Sepúlveda comenta que aunque el alzhéimer es el tipo de demencia más común, no toda pérdida cognitiva es de este tipo y puede haber otras causas que ocasionen la pérdida de memoria como: otras enfermedades, tumores, traumas cerebrales, condiciones cerebrovasculares y deficiencias vitamínicas, entre otras.
Cómo se evalúa
De acuerdo a la doctora Sepúlveda, para hacer un diagnóstico, se usa una evaluación multifactorial que incluye el historial del paciente, un examen físico y neurológico, pruebas de sangre de niveles de vitaminas y panel de tiroides, y una prueba de neuroimagen, que puede ser CT Scan o MRI.
Una vez se tienen estas pruebas, “se pueden realizar pruebas de memoria más espeíficas, las cuales ayudan a tener un diagnóstico diferencial un poco más claro en los pacientes con pérdida de capacidad cognitiva más sútil”, explica Sepúlveda.
Tratamiento
Una vez se identifican las causas del deterioro cognitivo y en qué etapa se encuentra, se decide el tratamiento, el cual incluye intervenciones farmacológicas y no farmacológicas. En este punto es importante integrar estrategias que reduzcan el impacto del deterioro cognitivo y utilizar, además de los medicamentos necesarios, terapias compensatorias y terapias restaurativas.
Si tienes sospechas de qué tú o un ser querido están teniendo problemas cognitivos o de memoria, busca ayuda profesional. Con las evaluaciones adecuadas y el uso de medicamentos e intervenciones no farmacológicas, se puede mejorar la calidad de vida del paciente y facilitar el trabajo al cuidador.
En la prevención existe un arma poderosa para mantener el cerebro funcionando apropiadamente según vamos envejeciendo. Lee y pon en práctica los consejos de las especialistas.  Por Lucía A. Lozada Laracuente/ lucia.lozada@gfrmedia.com

No hay comentarios: