Cuando el cáncer afecta la sexualidad, alternativas para pacientes que sientan el impacto de la enfermedad en su intimidad

PhotoEnfrentar el cáncer puede trastocar la vida sexual. Sin embargo, existen alternativas para mantener una intimidad satisfactoria, asegura la doctora Maribel Tirado Gómez, hematóloga oncóloga que labora en el Recinto de Ciencias Médicas de la Universidad de Puerto Rico y el Centro Comprensivo de Cáncer.

Aunque cada caso es particular, los pacientes deben saber que lo más importante para superar las dificultades en esta área es atreverse a consultar las dudas que tengan con su médico, quien a su vez, tiene la responsabilidad de ofrecer respuestas o referir el caso a otros profesionales que puedan ayudar.
“Con el cáncer, vemos dos tendencias en los pacientes. Una, que parten de la premisa de que no deben tener sexualidad. Dos, que la enfermedad toma tanto tiempo de sus vidas que piensan que no hay espacio para el sexo”, sostiene la catedrática.
 De acuerdo a la experiencia de la doctora, el síntoma más común que impacta la vida sexual de los enfermos de cáncer es el cansancio extremo.
“Ese cansancio se traduce a que no hay ganas de nada. Entonces, hay que hilar finito en términos de examinar de dónde viene ese cansancio, si son los medicamentos o el tipo de tratamiento. También puede haber un elemento psicológico, de cómo lidias o cómo lidia tu pareja con el cáncer”, detalla la especialista.
 Es común, por ejemplo, que la pareja no se atreva o no sepa cómo tocar a su pareja enferma. Quizás el paciente tiene dificultad para hablar sobre los sentimientos que le afectan y cómo se siente física o emocionalmente.
Hay que considerar que, al igual que ocurre en otras pruebas difíciles, el cáncer puede ser una situación que incremente la tensión entre personas que anteriormente no tenían una buena comunicación. Entonces, la búsqueda de soluciones para las uniones que desean prevalecer está en una buena asesoría para sanar. En estos casos, no es extraño que los médicos recomienden la intervención de psicólogos y sexólogos para ayudar a los pacientes a mantener la actividad sexual, asegura la doctora.
 En algunos casos, los pacientes no pueden tener relaciones sexuales durante un tiempo y muchas veces deben seguir varias medidas de seguridad e higiene para evitar complicaciones en su condición.
Por eso, la Sociedad Americana del Cáncer exhorta a los pacientes a hacer las siguientes preguntas al médico: ¿cómo podría afectar el tratamiento mi vida sexual?, ¿cuándo estará bien tener sexo?, ¿hay algún tipo de sexo que debo evitar?, ¿qué medidas de seguridad necesito tomar y por cuánto tiempo?, ¿qué anticonceptivo debo usar y por cuánto tiempo?
 Tirado enfatiza que cada paciente de cáncer carga con todo su bagaje sobre sexualidad y por eso debe hacer el ejercicio de “poner todos los dominós sobre la mesa para tratar de identificar dónde está el problema” Fuente: Camile Roldán Soto/ camile.roldan@gfrmedia.com

No hay comentarios: