15 abril 2012

Portugal va a prohibir fumar en los coches que transporten niños

Portugal va a prohibir fumar en los coches que transporten niñosEl Ejecutivo pretende modificar también la ley del alcohol cuyo consumo y venta será prohibido en las gasolineras y después de media noche en cualquier establecimiento que no sea de restauración

 
El Gobierno portugués quiere alargar la restricción de fumar en ambientes cerrados y admite prohibirlo en los coches particulares cuando se transporten niños. Esta intención ha sido anunciada en el Parlamento por el ministro de la Sanidad luso, Paulo Macedo, quien admitió además la limitación progresiva de los locales de venta. Portugal quiere seguir así el ejemplo de países como Finlandia o Canadá aunque falta definir cómo y cuándo se va a aplicar esta nueva prohibición y qué multas pagarán aquellos que no la respeten.
La propuesta del Ejecutivo luso parte del deseo de reducir la exposición al humo por parte de los niños y trabajadores de locales donde hoy se puede fumar. «Tenemos la intención de restringir el humo del tabaco en espacios cerrados, principalmente en vehículos cerrados, cuando transporten niños», explicó el ministro, sin especificar la edad de los menores y remitiendo al «diploma que estamos preparando» para conocer más pormenores.
La legislación del tabaco está en vigor hace cuatro años y el Gobierno tiene previsto la introducción de nuevos «anuncios explícitos en las cajetillas de tabaco sobre sus efectos en la salud», una medida que va a complementar la limitación progresiva de los puestos de venta.
También se van a llevar a cabo acciones de formación en las escuelas. Paulo Macedo justifica estas medidas «dado el impacto positivo, aunque limitado, de las recientes alteraciones legislativas en la reducción del consumo de tabaco y de la exposición al humo». Igualmente se especula sobre el fin de las máquinas automáticas para la venta de tabaco y falta saber si en locales como los casinos, donde existen áreas para fumadores, van a introducir más restricciones.

Alcohol

El Ejecutivo de Pedro Passos Coelho pretende modificar también la ley del alcohol cuyo consumo y venta será prohibido en las gasolineras y después de media noche en cualquier establecimiento que no sea de restauración y bebidas. Se quiere igualmente aumentar la edad mínima para la compra de alcohol de los 16 para los 18 años. Según ha explicado el secretario de Estado de Sanidad, Leal da Costa, «los jóvenes no van a consumir a los bares pero acaban por tener acceso al alcohol y estar en fiesta en sitios donde peligra su seguridad».