Los endulzantes se asocian a un aumento de peso y varias enfermedades

Photo
Por El Mercurio / GDA Una de las primeras armas a las que se echa mano cuando se trata de perder peso es a los endulzantes. Ya sea en bebidas, jugos, lácteos, postres, repostería o agregados directamente al té o café, productos como el aspartame, sucralosa y stevia son cada vez más consumidos en todo el mundo.

Pero, como sucede muchas veces, después de vivir sus años de fama, los edulcorantes están siendo cuestionados cada vez con mayor frecuencia.
Ahora, un estudio de investigadores de la Universidad de Manitoba, en Canadá, revisó 37 trabajos sobre endulzantes, concluyendo que se asocian con una ganancia de peso en el largo plazo, así como con una serie de problemas metabólicos y de salud cardiovascular.
Los resultados de este análisis se publican en la revista de la Asociación Médica Canadiense.
Precaución
La revisión fue realizada por investigadores del Centro de Innovación en Cuidados de la Salud George & Fay Yee, de la Universidad de Manitoba. En ella se incluyó a más de 400 mil personas.
Del total de estudios, siete eran ensayos clínicos al azar y controlados con un seguimiento de seis meses. En ellos no se logró demostrar un efecto consistente de reducir el peso. En tanto, los otros 30 trabajos observaron a las personas por más de diez años y, en su caso, mostraron una asociación entre el consumo de endulzantes y un mayor riesgo de aumento de peso y obesidad, presión arterial elevada, diabetes tipo 2 y problemas cardíacos.
"A pesar del hecho de que millones de personas consumen endulzantes de manera rutinaria, son pocos los pacientes que han sido incluidos en los ensayos clínicos de estos productos", dice el doctor Ryan Zarychanski, uno de los autores del trabajo y profesor de la Facultad Rady de Ciencias de la Salud, de la Universidad de Manitoba. "Encontramos que los datos de estos ensayos clínicos no respaldan claramente los beneficios para controlar el peso que dicen tener estos endulzantes", agrega.
"En este caso, la precaución está justificada hasta que los efectos de largo plazo en la salud que tienen los endulzantes estén completamente descritos", advierte la doctora Meghan Azad, quien dirigió el trabajo en la Universidad de Manitoba. Ella está iniciando un estudio para entender cómo el consumo de endulzantes por parte de las embarazadas puede influir en el aumento de peso, el metabolismo y las bacterias digestivas de la guagua.
"Dado el creciente y extendido uso de los endulzantes, y la actual epidemia de obesidad y enfermedades relacionadas, se necesita más investigación para determinar los riesgos y beneficios de largo plazo de estos productos", apunta Azad.

No hay comentarios: