Lula da Silva insiste en que no cometió actos de corrupción

Por Emol / GDA Santiago - El ex presidente de BrasilLuiz Inacio Lula da Silvahabló por primera vez luego de la condena a nueve años y seis meses dictada el miércoles por el juez Sérgio Moro, tras acusarlo de corrupción y lavado de dinero en el marco del caso Petrobras.

En la instancia, el exmandatario afirmó que esto no será impedimento para repostular a la jefatura de Estado.
Durante una actividad con miembros del Partido de los Trabajadores, el exmandatario aseguró que "siento que hay un intento de sacarme del juego político" con esta condena, aduciendo a la adhesión que aún conserva en un gran sector de la población brasileña y que lo tienen como carta segura a la presidencia. Así, sostuvo que "si alguien piensa que con esa sentencia me sacaron del juego, puede saber que yo estoy en el juego".
"Ahora quiero decir a mi partido que hasta ahora no había reivindicado, pero voy a reivindicar el derecho de colocarme como postulante a la Presidencia de la República en 2018", afirmó Lula, en medio de los gritos de apoyo de sus seguidores.
En este sentido, recalcó que "el que crea que este es el fin de Lula se va a romper la cara", agregando que el único "que tiene derecho a decretar mi final es el pueblo brasileño". De acuerdo a la legislación brasileña, el ex dirigente sindical aún puede postular a la presidencia mientras no haya una sentencia por un tribunal colegiado, lo que todavía no se sabe cuándo ocurrirá.
"La única prueba que existe es la de mi inocencia", sentenció.
 Respecto a la condena que pesa en su contra -la cual será vista por un tribunal de segunda instancia- Lula insistió que se trata de la culminación del "golpe de Estado" iniciado por el sector liderado por Michel Temer para derrocar al PT. Así, el ex Mandatario afirmó que "la única prueba que existe en este proceso es la prueba de mi inocencia".
"Me alegraría si yo fuera condenado con base en una prueba. Lo que me deja indignado, pero sin perder la ternura, es percibir que fuiste víctima de un grupo de personas que contó una primera mentira y se pasa la vida para justificar aquella primera mentira", agregó.
El miércoles, el juez Sérgio Moro condenó a seis años y medio de cárcel a Lula da Silva, por los delitos de corrupción y lavado de dinero enel marco de la investigación "Lava Jato", que indaga el caso Petrobras y sus derivadas.
En lo que respecta al ex gobernante, se le acusa de recibir un millonario departamento triplex de parte de la constructora OAS, en retribución por los contratos que la empresa cerró con Petrobras de manera ilícita.
Al respecto, Da Silva enfatizó que "no soy dueño de ese triplex", insistiendo en su inocencia.

No hay comentarios: