¿Cuánto chocolate deberían comer los niños y adolescentes según su edad?

¿Cuánto chocolate deberían comer los niños y adolescentes según su edad? (semisquare-x3)Por Emol / GDA Gastritis, estreñimiento, dolor de colon, indigestión, vómitos y diarreas son solo algunas de las consecuencias que tiene el consumo ilimitado de los tradicionales huevitos de chocolate, ese dulce regalo que el "conejito" les deja a los más pequeños -y no tanto- para celebrar la Pascua de Resurrección, la fiesta más importante para los cristianos.

Pero eso no es todo, ya que además los "huevitos" están repletos de calorías, azúcar y grasas -sobre todo saturadas-, por lo que ceder a la tentación de comérselos todos de una vez, conllevará a un inevitable aumento de peso.
"Cada huevito aporta en promedio 50 kcal, lo que es equivalente a estar consumiendo 3 cucharaditas de azúcar aproximadamente", señala Camilo Aburto, académico de la escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Andrés Bello.

"Este exceso de calorías provenientes del azúcar causa un impacto importante en el estado nutricional de las personas, generando una ingesta alimentaria mayor al gasto calórico provocando así el aumento de peso", agrega el especialista.
Por su parte, Jorge Peña, director de la escuela de Nutrición y Dietética de la Universidad Central, sostiene que es importante poner atención en los más pequeños, ya que gran parte de las calorías diarias que ellos necesitan, pueden ser ocupadas por las de los "huevitos" si es que un adulto no controla su consumo.
"El consumo racional de estos productos es más que necesario y, definitivamente, no recomendable en niños con sobrepeso y obesidad", advierte el experto.
En este sentido, Peña aconseja preferir los chocolates con alto contenido de cacao natural y evitar los que estén fabricados con sucedáneos del chocolate, ya que son muy altos en grasas saturadas, azúcares, colorantes y saborizantes artificiales. Asimismo, optar por aquellos endulzados con sucralosa o estevia, los que también son una buena alternativa para los pequeños que sufren de patologías como la diabetes tipo 1.
Cantidad de "huevitos" diarios según la edad
Catalina Miranda, nutricionista de AIN Chile, sostiene que lo recomendable es que los "huevitos" y/o conejos de chocolate no superen las 300 calorías diarias, para que no afecten el estado nutricional de niños y adolescentes, ni provoquen problemas de salud.
Según la edad, la especialista concretamente aconseja:
Niños entre 2 y 3 años: no más de 8 "huevitos" macizos pequeños.
Niños entre 4 y 5 años: no más de 1 huevo mediano relleno o 10 huevitos de chocolate macizos pequeños.
Niños entre 6 y 10 años: no más de 1 huevo mediano con relleno + 3 macizos pequeños.
Adolescentes entre 10 y 13 años: no más de 1 huevo mediano con relleno + 2 pequeños con relleno de frutilla.
Adolescentes entre 13 y 17años: no más de 1 huevo mediano con relleno + 3 huevos pequeños macizos + 1 huevo pequeño con relleno de frutilla.
"Estas recomendaciones son para una ocasión puntual, 'Pascua de Resurrección', y no para que se practiquen a diario", enfatiza Miranda.
Consejos para evitar su consumo en exceso
Como es casi imposible que niños y adolescentes no coman "huevitos", lo mejor es poner en práctica algunos consejos para evitar que el consumo excesivo.
Dificultar la búsqueda: repartir los "huevitos" por todo el jardín y esconderlos muy bien para que sea difícil encontrarlos. De esta manera, los niños recolectarán menos y, en consecuencia, tendrán menos dulces para comer.
Fraccionar la entrega: si bien los "huevitos" pertenecen a quien los encuentra -es decir, a los niños-, los padres deben "administrarlos" para evitar así que los más pequeños caigan en la tentación de comerlos todos de una vez.
Evitar su consumo en ayunas: los "huevitos" generan saciedad, por lo que si los niños los comen sin nada en el estómago, implicará que luego no querrán consumir los otros alimentos programados para el día. 
No guardar los sobrantes: los "huevitos" son un regalo del "conejito" para celebrar la Pascua de Resurrección y por ello deberían ser consumidos solo en esa festividad. De esta manera, es importante no comprar demasiados y desechar aquellos que sobren.
Realizar ejercicio: para contrarrestar las calorías de los "huevitos", es recomendable practicar alguna actividad física aeróbica, como caminar, correr o andar en bicicleta.
No olvidar el consumo de alimentos saludables: los niños no deben alimentarse solo de "huevitos", por lo que es importante no olvidar ofrecerles frutas y lácteos semidescremados.
Preparar "huevitos" caseros: una excelente alternativa es cocer huevos para que queden duros y pintar la cáscara con los niños. De esta manera se entretienen y, además, luego pueden comérselos. También se pueden preparar galletas o postres de frutas con formas de "huevitos" y conejitos.

No hay comentarios: