Esto le pasa a tu cuerpo cuando dejás de tener relaciones íntimas

Hay pocas cosas que contribuyan tanto a mejorar el estado de ánimo y que ofrezcan tanta diversión como uno de los pasatiempos más hermosos del mundo: las relaciones amorosas. Pero la importancia de una vida amorosa sana y constante suele infravalorarse.  Esto es lo que pasa en tu cuerpo cuando dejas de tener relaciones:



1. Te enfermas con más frecuencia


Si no tienes relaciones durante mucho tiempo, tu sistema inmunológico se debilita significativamente. Las bacterias atacan sin mayor dificultad tu cuerpo y es más fácil contraer gripes y resfriados. Así que al tener más marca, ¡no necesitarás usar los tés en la despensa!

2. Se incrementan los niveles de estrés

Las relaciones amorosas es un remedio maravilloso para reducir tus niveles de estrés. las relaciones amorosas regulares disminuye constantemente la cantidad de hormonas del estrés y te hace sentir más relajado en el día a día. Sin este importante equilibrio, ¡puedes convertirte rápidamente en una bomba de relojería!

3. Es más difícil excitarse

Resulta difícil creerlo, pero es verdad: si no lo practicas regularmente, es probable que no logres excitarte. Los hombres pueden experimentar problemas de erección y para las mujeres puede ser difícil alcanzar un orgasmo. Tienes que estar al tanto de todo esto para mantener la llama de la pasión siempre viva.

4. Tus sueños cambian

De repente, algunas personas notan que tienen sueños extraños cuando reprimen las relaciones. Esto quiere decir que, inesperadamente, pueden empezar a tener sueños eróticos o a tener orgasmos mientras duermen.

5. Con el tiempo pierdes las ganas

Si tu cuerpo nota que estás pasando por un periodo de abstinencia, la producción de las hormonas se reduce. Si no tienes relaciones  durante algún tiempo, es probable que disminuya tu apetito de contacto fisico. Además, tu libido terminará por comportarse diferente. Y esto se debe al hecho de que tus hormonas se están apagando lentamente.

6. Sientes que hay más distancia entre tu pareja y tú

Cuando una pareja que vive bajo el mismo techo no comparte la cama, la distancia interpersonal se hace cada vez más grande. Podrías empezar a experimentar sentimientos de inseguridad hacia tu pareja y a mirar a otras personas que te resulten atractivas.

7. Se reduce tu autoestima

No es soprendente que la autoestima de una persona se venga abajo si no se siente deseada constantemente. Y está comprobado que la falta de las relaciones amorosas afecta el bienestar de una persona, provocándole tristeza e, incluso, depresión. En cambio, los estudios han demostrado que hacer el amor regularmente ayuda a combatir la depresión. Incluso puede funcionar tan bien como los antidepresivos algunas veces.

8. Se incrementa el riesgo de cáncer

En los hombres, el riesgo de cáncer de próstata se incrementa cuando no tienen relaciones amorosas durante un largo periodo de tiempo. Así que una buena idea es “limpiar” la tubería de vez en cuando para reducir este riesgo significativamente. Fuente: http://barcelonaalternativa.es

No hay comentarios: