Señales de que tu relación se está enfriando, detectarlas y manejarlas a tiempo puede salvarla

PhotoEs común que las presiones económicas y del día a día, así como la rutina, terminen por enfriar la relación de pareja. Sin embargo hay ciertas señales que a veces pasan desapercibidas, pero que pueden servir como alertas para evitar un deterioro mayor.
“Es bien importante que cuando nosotros detectemos algún síntoma de que nuestra relación se está perdiendo, por más pequeño que sea, tratemos de buscar ayuda con un profesional de la conducta o que nos sentemos a dialogar, que tengamos la confianza de poder dialogar abiertamente para que no caigamos precisamente en la rutina y la relación no se dañe por completo”, indicó la sexóloga Ivelisse Cintrón. A juicio de la experta, la comunicación es vital para poder atender cualquier incomodidad que genere un cambio en los comportamientos típicos de la pareja. Cuando las dinámicas entre la relación comienzan a cambiar para mal, es importante, según afirmó, que lo dialoguen entre ellos o con la ayuda de un recurso externo, no necesariamente un profesional.
“Eso lo vamos a dejar para cuando no encontremos una solución en concreto. Es necesario que paremos y le verbalicemos a nuestra pareja por qué yo no me estoy sintiendo cómoda o cómodo con eso, que no éramos así, que estamos perdiendo realmente la llama de lo que nos mantenía juntos y que no quiero que eso se termine”, señaló.
De esta forma, exhortó a los lectores a estar atentos al comportamiento de su pareja y a los cambios de conducta en la relación, y si ha habido una merma en las dinámicas que acostumbraban a tener juntos, llevarlo a discusión y comprometerse con retomarlas.
Alguna señales más notables son:
1. Cambios en la rutina de pareja- “Es bien importante que vigilemos los rasgos o las condiciones con las que nos encontramos todas las mañanas o todas las tardes. Por ejemplo, si antes al salir nos dábamos un beso '' 'apretao', como digo yo, y nos decíamos un te amo, y eso se va perdiendo porque ya el beso se convirtió en un beso de piquito, eso es una señal. Tenemos que ver por qué eso está pasando. Vamos a retomar la razón de ese beso”.
2. No sacar tiempo para estar juntos- “Si por las noches o por las tardes sacábamos cinco o 10 minutos, aun dentro del estrés que vivimos y nos bañábamos juntos, no necesariamente para tener relaciones sexuales, sino para compartir lo que pasó durante el día en el baño, y eso ya se está quedando atrás, ahí ya hay una señal”.
3. Falta de atención en la comunicación- “Cuando comenzamos a hablar con nuestra pareja en un tono más rudo o no ponemos atención a lo que nos está diciendo o a lo que inconscientemente nos está pidiendo, eso es una señal”.
4. Poca o ninguna actividad sexual -“Cuando tenemos este sinnúmero de signos o síntomas en la relación es bien importante que se sienten a comunicarse o busquen ayuda de un profesional externo para que comiencen a fortalecer de nuevo esta relación. Aquí el problema es que cuando la relación cae en la rutina y todos estos detalles se van obviando se abre una puerta a terceros y lamento decir que la costumbre es siempre decir: ‘este se fue’ o ‘aquella me lo llevó’. No, nadie se va y nadie me lo quita. Lamentablemente, dentro de mi condición de vivir en estrés y olvidarme de los detalles que hacen la gran diferencia en la relación, me olvidé y yo lo saqué o la saqué de mi casa”, sostuvo.
Del mismo modo, subrayó que si el enfriamiento en la relación ya impactó la intimidad, con una baja en la frecuencia y un cese total de la actividad sexual, es momento de buscar la ayuda de un especialista.
“Las señales que te estoy dando son las señales por donde se comienza a enfriar la relación. Cuando ya caemos en que no queremos o no nos interesa estar con nuestra pareja, ya ahí el problema es mayor. Ya ahí hay que salir corriendo a buscar ayuda porque la relación sexual es la que complementa la pareja”, sentenció.                                               Fuente: Brenda I. Peña López brenda.pena@gfrmedia.com

No hay comentarios: