Remedios que no mueren, conoce algunos antídotos de las abuelas para atender diferentes dolencias

Photo
Por: Pordentro.pr Bien se dice que las abuelas son capaces de curarlo todo. Pero más allá de sus mimos y cuidados especiales, estas mujeres han sabido absorber y transferir a las generaciones siguientes la sabiduría y experiencia ganada a través del tiempo, y ese conocimiento se extiende a aquellos antídotos naturales que se ha probado, son capaces de aliviar hasta sanar algunas dolencias.

Por eso se les llama los remedios de la abuela, y a continuación te compartimos algunos de los más populares y que hasta hoy todavía se usan.
Hielo
Mucho antes que los médicos, las abuelas entendieron los beneficios del hielo para tratar molestias musculares. Hoy por hoy, la aplicación de frío es la primera recomendación de los doctores al momento de sufrir una lesión o molestia en los músculos o articulaciones debido a que disminuye la circulación, la actividad metabólica, la inflamación y adormece la piel.
Photo
Agua con sal
Siempre que la garganta comienza a irritarse, la recomendación obligada es la de hacer gárgaras con agua salada para aliviar el dolor. La ciencia ha establecido que la solución salina ayuda a eliminar el exceso de líquido en los tejidos inflamados de la garganta, por lo cual hace que duela menos. También puede reducir los síntomas como el picor en la garganta y congestión respiratoria.
Photo
Ciruelas secas
Las pasas de ciruela fueron durante muchos años parte fundamental del desayuno. Y es que las abuelas de entonces pensaban que estas servían para ayudar a regular la función del intestino. Tenían razón, un estudio publicado en Alimentary Pharmacology and Therapeutics, en 2011, confirmó que comer 12 unidades de este fruto seco al día contribuye a combatir el estreñimiento.
Photo
Jengibre
Entre las múltiples propiedades que se le adjudican a esta raíz se destacan su efectividad para quitar las náuseas, mareos, daños estomacales y muchos otros síntomas. De esta forma, no solo las abuelas lo recomiendan, sino los médicos también.
Photo
Agua tibia
Siempre que un dolor de muela ataca, las abuelas recomiendan hacer gárgaras con agua tibia. No siempre es efectivo, pero sí hay quienes dan fe de que funciona. Además, los dentistas lo recomiendan.
Zumo de limón
Muchas abuelas creen que el limón tiene propiedades curativas casi para cualquier enfermedad, entre ellas, la gastritis. El remedio consiste en diluir limón en agua tibia y beberlo despacio, sin dejar que la bebida se enfríe. Además, por su alto aporte de vitaminas, ayuda al aparato respiratorio a combatir enfermedades que van desde un simple catarro, ronquera o amigdalitis hasta pulmonías, gripes o asma. Estas afecciones se pueden combatir con jugo de limón endulzado con una cucharita de miel.
Photo

No hay comentarios: