Decenas de muertos en un ataque a un casino en Filipinas

La policía dijo que 36 personas se asfixiaron en un complejo de casino y hotel en Manila debido al humo generado por un agresor. (horizontal-x3)Por The Associated Press Manila, Filipinas — Un hombre enmascarado y armado tomó por asalto un complejo con casino y centro comercial en las Filipinas, prendió fuego a mesas de juego y llenó una mochila con fichas de casino antes de huir, para después ser hallado muerto de un aparente suicidio en un hotel adyacente el viernes en la madrugada, indicaron las autoridades.

El ataque ocasionó que cientos de personas salieran huyendo del complejo Resorts World Manila y derivó en una adjudicación de responsabilidad por parte de terroristas que según la policía carece de evidencia que la respalde. La violencia continuó mientras fuerzas del gobierno siguieron peleando por segunda semana consecutiva contra extremistas musulmanes alineados con el grupo Estado Islámico en la ciudad sureña de Marawi.
"Él le hubiera disparado a toda la gente que estaba apostando ahí" si se hubiera tratado de un acto terrorista, dijo el jefe de la policía nacional, el general Ronald dela Rosa. "Pero no hirió a nadie".
Las autoridades sospechan que el motivo fue un robo.
“O perdió en el casino y quiso recuperar algo de lo que perdió, o se volvió completamente loco”, dijo el jefe de la policía de Manila, Oscar Albayalde, y agregó que considera que el problema está resuelto. Mencionó que no ve ninguna conexión relacionada con los combates en Malawi.
Dela Rosa comentó que las tomas de las cámaras de vigilancia mostraron que el atacante ignoró a un miembro de seguridad que lo interrogó a la entrada del recinto. Él no atacó al guardia, pero siguió directo al área de apuestas.
El hombre armado robó fichas para apostar, disparó a televisores y le prendió fuego a unas mesas de juego. No está claro cómo logró pasar un arma y gasolina a través de los dispositivos de seguridad, pero no le disparó a ninguna de las personas que se encontró, señaló Dela Rosa.
Más de 70 personas sufrieron heridas menores en su mayor parte al generarse una estampida para escapar. El único herido por una bala fue un guardia en el complejo que se disparó a sí mismo accidentalmente cuando el sospechoso ingresó a la sala, señalaron las autoridades.
Ronald Romualdo, un trabajador de mantenimiento del Resorts World, dijo que él y sus colegas escucharon disparos y vieron cómo la gente empezó a destrozar las ventanas para escapar.
“Tomamos una escalera y la pusimos para salvarlos. Fuimos capaces de salvar a muchos”, dijo. “Sin embargo, una mujer a la que estaba tratando de salvar se cayó del segundo piso... No podía cargarla”, agregó.
Indicó que la mujer no se movía posteriormente, pero desconoce qué fue de ella.
Unos 90 minutos después de que comenzó el ataque, el Resorts World Manila publicó en su página de Facebook que todos sus accesos habían sido cerrados tras los reportes de un tiroteo, y que trabajaba para asegurar la seguridad de sus huéspedes y trabajadores.
El jefe de la policía nacional dijo que el atacante aparentemente irrumpió en una habitación del quinto piso del hotel Maxims _el cual está conectado al centro comercial y al casino_, se acostó en la cama, se envolvió en las sábanas, se roció con gasolina y se prendió fuego. La bolsa que contenía las fichas de apuesta con valor de $226 mil fue encontrada en un retrete.
El sospechoso hablaba inglés pero no tenía ninguna tarjeta de identificación. Dela Rosa lo describió como “blanco, con bigote” y de alrededor de un metro 80 centímetros (6 pies) de estatura. Señaló que el auto del hombre en el estacionamiento estaba siendo examinado.
A medida que las noticias del ataque se difundieron, el presidente estadounidense Donald Trump ofreció los pensamientos y oraciones del pueblo de su país por las Filipinas.
“Es realmente muy triste lo que está pasando en todo el mundo con el terrorismo”, dijo desde la Rosaleda en la Casa Blanca. Indicó que estaba “monitoreando la situación muy de cerca” y continuaría proporcionando actualizaciones.
El Grupo de Inteligencia SITE, un organismo estadounidense que monitorea al terrorismo, explicó que un operador filipino ligado al Estado Islámico y que les provee de actualizaciones diarias sobre los enfrentamientos en Malawi les dijo que “soldados solitarios” del EI fueron responsables del ataque.
Un mensaje en inglés de dicho operador filipino fue distribuido en varios grupos de chat pro-Estado Islámico, señaló SITE. Según su información el operador escribió: “Los soldados solitarios de Khilafah atacan el corazón de Kufar la ciudad de Manila en el Resort World”.
Dela Rosa explicó que la razón por la cual la policía no confirmó que fuera un ataque terrorista fue porque “simplemente siempre nos mantenemos así. Estamos alerta pero no podemos adjudicarle esto al terrorismo sin tener una evidencia concreta”. 

No hay comentarios: