Cuando los médicos son empáticos los pacientes siguen mejor su terapia

Photo
Por GDA/ El Mercurio / Chile Cuando se les pregunta a los pacientes qué es lo que más valoran de un médico, la respuesta mayoritaria no tiene que ver con currículum o habilidades técnicas, sino con aspectos de la relación interpersonal.

"Empatía", parte enumerando Patricio Espínola, presidente de la Corporación Alzhéimer, cuando se le consulta lo que más valoran pacientes y familiares de un médico. Luego, sigue con "conocimiento" y "entrega de información acabada respecto del diagnóstico y la enfermedad, orientación y pasos a seguir".
"Empatía, por lejos", coincide Marcelo González, diabético tipo 1 y director ejecutivo de la Fundación Mi Diabetes, al jerarquizar sus prioridades.
"Especialmente en el caso de patologías crónicas, cuando uno siente que el médico te entiende, que sabe lo que uno vive a diario con su enfermedad; esa empatía hace que te vayas de mejor ánimo, que tengas mayor predisposición a tomarte los remedios, ponerte la inyección o hacer los ejercicios". En una revisión publicada este mes en la Revista de Medicina Psicosomática y Psicoterapia (Alemania), investigadores de la Universidad Médica de Innsbruck, en Austria, revisaron 25 estudios publicados entre 2000 y 2015, sobre la influencia de la comunicación médico-paciente en la salud de este último.
Entre otras cosas, dicen los autores, "los médicos con mejores habilidades comunicacionales tienden a consultar más sobre las preocupaciones de los pacientes, incentivar la actividad física y ponerles metas. Además, ofrecen mejor apoyo emocional, lo que resulta en menores indicadores de depresión y recetan menos antibióticos en forma innecesaria".
Mejor disposición
A lo anterior se suma más disposición del paciente a tomar parte activa en el manejo de su enfermedad, lo que se traduce en mayor adherencia al tratamiento médico y mejor control de enfermedades complejas.
"Hemos hecho sondeos en que pacientes privilegian el que su problema sea técnicamente bien resuelto, pero otros valoran más que se les preste atención a sus síntomas, los examinen bien, les expliquen lo que viene tras el diagnóstico o posibles reacciones adversas a fármacos. Cuando eso ocurre, los pacientes suelen dar más credibilidad al médico", coincide el doctor Esteban Cortés, director de la Escuela de Medicina de la U. de Chile.
Otros estudios muestran que los diagnósticos son más certeros, se reducen las readmisiones hospitalarias y los costos para el sistema de salud.
Toda esta evidencia ha llevado a que las escuelas de medicina estén enfatizando cada vez más en las habilidades comunicacionales de los futuros médicos. Para lograrlo, dice el doctor Cortés, el currículum incluye habilidades de comunicación, construcción de historias médicas que abordan la situación familiar del paciente, cómo percibe su enfermedad o los trastornos que ha traído a su vida cotidiana, y visitas a la casa de los pacientes de atención primaria, para conocer de cerca su situación psicosocial.
Pilares de una comunicación efectiva
El doctor Walter Baile, director de Comunicación Interpersonal del Centro del Cáncer Anderson, en Houston, EE.UU., enumera las principales habilidades de un médico que ejerce "una medicina centrada en la comunicación":
1. Genera confianza. Es amigable y acogedor, se sienta cuando habla con el paciente, hace contacto visual, Busca saber quién es el paciente, su familia, ocupación.
2. Escucha sus preocupaciones, sin interrumpirlo.
3. Es empático cuando el paciente expresas sus emociones o llora.
4. Da información clara, usa un lenguaje simple y se asegura de que el paciente haya entendido lo que le dijo.
5. Es humilde sobre lo que sabe y lo que no, y no crea falsas expectativas cuando las noticias sobre su enfermedad son malas.
6. Involucra a la familia, porque ellos suelen ser un apoyo importante para el paciente.
7. Da esperanzas si es que hay un tratamiento que puede funcionar o aliviar el dolor.
8. Evita traumatizar al paciente con frases como "no puedo hacer nada más por usted" o "morirá en seis meses".
Además de una buena comunicación en la consulta o al estar hospitalizados, los pacientes, especialmente los más jóvenes, evalúan positivamente la posibilidad de acceder a su médico usando medios digitales. Un estudio publicado esta semana por la consultora estadounidense Solutionreach, revela que "más de la mitad de los adultos mayores, sobre el 60% de los Generación X y más del 70% de los Millennials quiere opciones de comunicación en línea, como e-mail y mensajes de texto, para que les recuerden sus citas y tener un seguimiento de su tratamiento".
Si bien reconoce que "hay que educar al paciente para que haga un buen uso de estas tecnologías", Marcelo González las considera como fundamentales para una buena interacción. "Si un médico de pacientes crónicos no considera como parte de su labor la comunicación por estas vías, es mejor que se dedique a otra área de la medicina", concluye.

No hay comentarios: