¿En qué consiste la esquizofrenia? enfermedad crónica que afecta la forma de pensar, sentir y actuar de la personas

Las personas con esta enfermedad tienen entre 2 y 2.5 veces más probabilidades de morir a una edad temprana que el conjunto de la población. (horizontal-x3)Por La Prensa Gráfica/GDA El gran problema de salud identificado este año por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es que en América Latina no existen suficientes tratamientos para tratar todos los problemas de salud mental. Entre las enfermedades de salud mental destacan la depresión, los trastornos bipolares y trastornos psicóticos, como la esquizofrenia.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) asegura que la brecha de tratamiento para la esquizofrenia es de 56.9 % en América Latina y que más del 50 % de los esquizofrénicos no están recibiendo una atención apropiada.
Las personas con esta enfermedad tienen entre 2 y 2.5 veces más probabilidades de morir a una edad temprana que el conjunto de la población. Esto se debe, por lo general, a enfermedades físicas, como enfermedades cardiovasculares, metabólicas e infecciosas, según la OMS.
La gerente médica para el sistema nervioso central de Pfizer Centroamérica y el Caribe, doctora Ana Marcela Salazar, explicó que “la esquizofrenia es una enfermedad crónica que afecta la forma de pensar, sentir y actuar de la personas. Esta enfermedad es sumamente incapacitante y produce mucho estigma. A su vez es considerada una condición grave y, por lo general, se presenta más en hombres que en mujeres”.
“No tenemos una cifra de la prevalencia en nuestra región, pero a escala mundial siete de cada 1,000 personas padecen esta enfermedad”, dijo.
En 2016, en el Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS), 3,685 personas consultaron por el diagnóstico de esquizofrenia.
“La enfermedad se asocia a condiciones del medio ambiente, a personas que están expuestas a virus, desnutrición prenatal y complicaciones durante el parto. A su vez, se ha visto en las personas con nivel socioeconómico bajo y víctimas de violencia”, expresó Salazar.
Sin embargo, recalcó que no siempre una persona que vive en un ambiente de violencia va a tener esquizofrenia, pero una persona que tiene antecedentes personales de psicosis o de enfermedades psiquiátricas está en mayor riesgo de padecer la enfermedad.
El peor panorama visible en los pacientes con este diagnóstico, según la especialista, se traduce en un alto riesgo de suicidio, sobre todo si no están bajo tratamiento. Solo en América, 65,000 personas mueren por suicidio cada año.
Detectar al paciente
Salazar explica que la esquizofrenia es una enfermedad que se diagnostica entre los 16 y 30 años. Y para detectar el diagnóstico, las personas del entorno del paciente pueden notar que cambia de amigos constantemente, posee bajas calificaciones, es irritable y tiene problemas de sueño.
Asimismo, la especialista de Pfizer expresó que esta es una enfermedad que muestra síntomas positivos y negativos, “los positivos son alucinaciones que se representan con experiencias sensoriales en ausenciade algún estímulo; por lo general son auditivas, que son cuando un paciente expresa que escucha voces que le ordenan que se haga daño. Asimismo, están los síntomas negativos, que son delirios, que se dan cuando el paciente cree que le mandan mensajes ocultos por la televisión o que la Policía o el FBI lo sigue”.
Respecto del tratamiento, Salazar comentó que esa enfermedad se trata con antipsicóticos de diferentes familias, pues el médico de cabecera tiene que revisar al paciente. A su vez, recalcó que el tratamiento es crónico y no causa adicción, y que quien abandona el tratamiento vuelve a caer en la enfermedad.
Además, la doctora comentó que es importante que la familia no discuta con ellos y que les dé a entender que siempre tendrán apoyo.
En las Guías Clínicas Psiquiátricas del Ministerio de Salud (MINSAL) se sugiere que las complicaciones de esta enfermedad son sociales, debido a su carácter insidioso y progresivo; laborales, pues su cronicidad es sinónimo de inactividad; familiares por fragmentación del núcleo familiar; y legales, pues el paciente no adquiere la capacidad de introspección, por tanto, no puede adjudicarse responsabilidad sobre sus acciones y puede incurrir en actos que conllevan a delinquir ante la sociedad.
En el país, en marzo pasado se presentó el proyecto de ley de salud mental, y las instituciones de salud esperan que la comisión de salud de la Asamblea Legislativa analice la propuesta de ley y muy pronto sea aprobada, para que estos pacientes tengan un mejor trato.

No hay comentarios: